Una experiencia con la Working Holiday en Nueva Zelanda.

Soy Nico, el viajero detrás del blog de viajes ViajaNico. En Junio del 2015 me subí a un avión rumbo a Malasia. Hoy, más de 4 años y medio después y 43 países, sigo con las mismas ganas del primer día. Pero vamos a lo que vine…

¿Estás pensando en hacer una visa Working Holiday en Nueva Zelanda o ya lograste conseguirla y la emoción y el miedo se apoderaron de vos? Tranquilx… tuve la suerte de vivir esa experiencia y acá te la voy a contar ese increíble año en tierras kiwis.

Es inevitable pensar en grandes experiencias de estos 4 años desde que comencé a viajar sin que Nueva Zelanda y la Working Holiday se me vengan a la cabeza…

No voy a entrar en detalles sobre que son estas visas y para qué sirven, si llegaron acá buscando ese tipo de información, les cuento que pueden leer el completo artículo que escribieron ya Joaco y Cele en este link.

Muchas veces se confunde que significa hacer estas visas en términos de dinero. Si, si realmente vas con el objetivo de ahorrar para un proyecto en tu país o, como hice yo y la gran mayoría, viajar, créeme que en un año vas a poder hacer una muy buena suma en una moneda fuerte. Pero ojo! Estas visas dan dinero rápido y no fácil, a no confundirse. Porque vas a tener que trabajar mucho, y muchas veces de cosas nuevas, que no te gustan, que son cansadoras, pero, ¿cómo disfrutar de la victoria si antes no tuviste que sufrir un poco?

Llegué a Nueva Zelanda después de viajar 1 año por el Sudeste Asiático. El general de la gente va a tierras kiwis y con lo ahorrado visita el Sudeste, pero gracias a los ahorros que pude hacer en Buenos Aires tuve la suerte de poder hacerlo antes, y usar la visa para recuperar esos ahorros y, obvio, reinvertirlos en más viajes, por si hacer falta que lo aclare.

Aterrice en el mes de Abril, y después de los trámites de rigor para poder comenzar a trabajar (IRD, que sería el CUIL en Argentina, y abrir una cuenta bancaria), fui directo a donde sabía conseguiría trabajo rápido: la temporada de kiwis. No es un tema menor para mí la fecha de llegada a Nueva Zelanda, ya que si bien hay trabajo todo el año, en algunas épocas del año no es tan abundante.

Visa Working Holiday Nueva Zelanda

Si bien los kiwis dan trabajo todo el año, la temporada fuerte de cosecha va desde marzo a junio, y con fuerte me refiero a gente trabajando las 24hs, día y noche sin parar de empaquetar kiwis. Por eso elegí llegar para esta fecha, porque es tan grande esta industria que se requiere muchísima gente para todo tipo de tareas: selección de kiwis, recolectarlos, empaquetarlos, hacer las cajas, soporte, control de calidad, etc., etc. Realmente hay mucho trabajo y como plus, es que casi toda ocurre muy cerca de Auckland, haciendo que desde que llegues no tengas que recorrer grandes distancias aun en la etapa de aclimatarse al país.

Yo logré conseguir trabajo como operario armando las cajas que luego iban directamente a la línea de empaquetado. Y la verdad no estuvo mal, si bien eran turnos de 10-12hs., el trabajo era algo físico por lo que te mantenía en movimiento y trabajando con un compañero sin nadie que nos molestara. Además, si llovía y muchos no trabajaban (cuando el kiwi esta mojado no se lo puede recolectar), nosotros trabajábamos igual para que haya stock. Y esto lo digo porque no trabajar significa no cobrar, y en mi caso tuve muy pocos días de no trabajar por esto (más allá de mi día franco), lo que me ayudaba a que mi sueldo venga más abultado. Otro plus era que trabajaba por producción, más cajas hacia más me pagaban, lo que te incentivaba a ponerle más onda.

Estuve 3 meses haciendo este trabajo hasta que la temporada ya no daba para más, viviendo en Mount Maunganui (un clásico para los latinos y para la temporada de kiwis), y que para mí fueron un despegue. Venia de gastarme todo, literalmente todo, en Asia y necesitaba trabajo rápido, y en estos 3 meses logre volver a tener ahorros en mi cuenta y estar más tranquilo. Además, muchísimos latinos trabajan en esta temporada, por lo que hice amigos, las fiestas latinas no faltaban, salir a tomar una cerveza y mate en la playa. Si, esto después de haber estado 10hs armando cajas.

Llegó junio, el invierno, y comenzaba una temporada que sabía podía ser dura pero que quería hacerla por la experiencia y porque tenía entendido se podía ahorrar muy buen dinero. Me refiero a la época de los tambos, que si bien se pueden encontrar en varias zonas del país, la principal zona productora es Canterbury, en el centro de la isla Sur, por lo que tuve que recorrer más de 1000km. En auto para llegar hasta allá. Si, en esos 3 meses también compré auto, los usados son muy baratos, hay mucha oferta, y es muy útil para trabajar o moverse por el país cuando surge trabajo rápido en cualquier otro lado.

Working Holiday Nueva Zelanda

Soy sincero y les digo que fue más duro de lo que pensé, pero que también ahorre más dinero de lo pensado. Poniéndolo en la balanza de esa manera, los 5 meses que pase en el campo, hasta mediados de Noviembre, me sirvieron para hacer una diferencia económica muy buena y para trabajar muchísimo, llegué a trabajar 14hs netas por día en plena temporada. Si dije 14, no me equivoqué. Pero como dije antes quería conocer por dentro como funcionaba la industria, y debo decir que este antes chico de oficina aprendió mucho en esos meses, e hice cosas que nunca creía haría, además de vivir lleno de mierda todo el día. Si, las vacas cagan mucho.

Mi trabajo era ser Farm Assistant, que dicho de otra manera seria hacer de todo: ordeñar vacas, ir al campo a buscar los terneros recién nacidos, alimentarlas, moverlas entre las parcelas, limpiar el tambo después de cada ordeñe, inyectarlas en caso de parálisis, y muchas cosas más que iban surgiendo. Como dije, fue una experiencia increíble, dura pero increíble, con el plus de estar todo el día al aire libre rodeado de verde con una moto que me asignaron para moverme por el campo.
Mucho tiene que ver el tamaño del tambo con el trabajo, yo caí en uno grande con 2000 vacas, pero conocí gente que trabajo en otro con 800 y era un poco más tranquilo.

trabajar en una granja de nueva zelanda

Si se preguntan porque se ahorra más, es porque yo tenía sueldo fijo quincenal, que estipula unas 10-12hs de trabajo diario, si trabajaba más me pagaban el extra y si trabajaba menos igualmente me pagaban por esas horas. Además, al estar en medio de la nada, te dan hospedaje, en mi caso una casa que compartía con una pareja de Uruguay que trabajaba conmigo. Si sumamos el buen sueldo, no pagar alquiler y no usar casi el auto más que en los días libres, la cuenta del banco salía muy favorecida.

Luego de 5 meses y a pesar de que me ofrecieron quedarme fijo porque estaban contentos con mi trabajo, decidí ponerle fin. A pesar de disfrutarlo, aprender y conocer buena gente mis baterías estaban agotados. Fue duro, el frio del invierno, trabajar con la nieve y en moto, levantarse de noche (llegué a levantarme muchas veces a las 2.30am), muchos condimentos que me fueron consumiendo las energías. Agradecido por la oportunidad que me dieron decidí cambiar de aire y cambiarme a otra temporada que estaba por comenzar junto con el verano: las cerezas.

Esta vez había que recorrer muchos menos kilómetros. La temporada de cerezas (cherry) se desarrolla en Cromwell y alrededores, un pequeño pueblo aún más al Sur del país. Yo ya había hablado por mail con una de las jefas de la mejor empresa para trabajar en esa temporada (45 South) y llegué al pueblo con un trabajo ya arreglado. Si bien el picking (recolección) arranca ya entrado Diciembre, pude conseguir empezar algunas semanas antes armando las pequeñas cajitas para guardar las cerezas. No era un pago nada “wow” pero servía para cubrir los gastos y algo más y no tener que tocar los ahorros.

Ya casi comenzando Enero logré cambiarme al picking donde ahí si se podía hacer buena plata, ya que te pagan por cada balde de 5kg que llenes, por lo que depende de tu desempeño.
Y si hay algo que tengo que decir sobre esta etapa es que fue de lo mejor del año sin dudas. El clima más veraniego, el trabajo al aire libre en las plantaciones que en sí que no estaba nada mal, la gente con la que trabajaba, la buena onda con música y mate mientras se trabaja sin dudas marcaron la diferencia.

Por lo general un día de trabajo iba desde las 7 a las 14-15hs, quedando muchas horas por delante para disfrutar el día, ir al lago, irnos a pasear a algún lado cercano o simplemente descansar y disfrutar un poco de hacer nada. Esta temporada sin dudas la recomiendo muchísimo, la verdad que pase grande momentos con todos los amigos que hice y con los que convivía.

La temporada de cerezas va desde Diciembre hasta Febrero, es corta pero muy intensa. Ahí pasé mi cumpleaños, navidad, año nuevo, muchos lindos momentos y algunos también malos.
A la hora de trabajar no todo era color de rosas, nos tocó un Enero muy frio, por lo que a las 7am cuando arrancábamos hacia 3°, por ende las cerezas estaban casi congelados, lo que hacía que se te congelen los dedos y cueste mucho sacarlas, ya que la técnica para hacerlo rápido es con un movimientos de dedos y muñeca. Pero con mates, y una vez que el sol empezaba a calentar todo mejoraba.

trabajar en nueva zelanda

Febrero llegó, la temporada fue historia y cada uno de ese tremendo grupo que se había armado emprendió viaje hacia distintos destinos.
Por mi parte, debido a esos malos momentos que pase (mala noticias que llegaban desde casa), tuve que emprender viaje de vuelta. Ahí mismo vendí mi auto, me tome un vuelo a Auckland y desde ahí, luego de algunos trámites, vuelo de regreso a Argentina.

Pero este final anticipado no le sacaba valor a todo lo que viví en Nueva Zelanda. Para mí fue vivir en un país nuevo por primera vez, porque más allá de haber estado 1 año es Asia, siempre fue en movimiento, y acá durante mi visa pase a ser uno más con mi auto, mi cuenta y mi número fiscal para poder trabajar y aportar impuestos.

A veces uno no quiere que termine nunca una experiencia así, pero Argentina me llamaba y después volvería al ruedo viajero gracias a todo el esfuerzo hecho en tierra kiwis.

Para terminar les dejo algunas formas y lugares donde buscar trabajo, algo muy preguntado:

  • co.nz/Jobs (principalmente para tambos)
  • co.nz (para todo tipo de trabajos)
  • Grupos de Facebook (unirse y preguntar siempre hay datos de donde buscan gente)
  • co.nz (más formal pero puede servir)

En resumen, no solo pude cumplir mi objetivo de juntar dinero para seguir viajando, sino que también viví una tremenda experiencia en una país de primer mundo, conocí mucha gente de muchos lados, hice amigos, aprendí muchísimo y pase grandes momentos con grandes personas.

Sin dudas les recomiendo que vivan esta experiencia, Nueva Zelanda es un país hermoso por donde se lo mire.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.