Visitar Brighton Beach: la playa con las casetas de colores.

Una de las visitas más populares que se pueden hacer desde Melbourne es a la multi-fotografiada Brighton Beach. Algo alejada del centro de la ciudad, es muy accesible en transporte público y en este artículo queremos contarte un poco sobre la visita, cómo ir, y algún que otro dato curioso adicional.

Si querés más información podés leer Guía de Melbourne.

Qué es Brighton Beach.

Primero lo primero: Brighton es un barrio residencial de Melbourne ubicado a unos 12 kilómetros del centro de la ciudad (el famoso CBD). Es una zona costera de clase media alta (hay casas en frente a la playa muy linda) y es, básicamente, un lugar residencial.

El principal motivo por el que muchos turistas llegan a este lugar es por las casetas coloridas que están alineadas sobre la arena mirando al mar y que se han vuelto muy populares entre los visitantes (que quieren sus fotos para las redes sociales, no lo vamos a negar).

Más allá de la visita para esta finalidad concreta, lo cierto es que se puede aprovechar la oportunidad para pasar un lindo día de playa (si el clima de Victoria te lo permite) y disfrutar del mar, las olas y el viento. Al menos, eso es lo que tratamos de hacer nosotros que no queríamos perdernos la oportunidad de conocer éste famoso lugar, pero no queríamos hacer el viaje sólo para la foto, por lo que optamos por quedarnos algunas horas tomando un poco de sol y disfrutando de Brighton Beach en todo su esplendor.

Qué son las famosas casetas de colores de Brighton.

La playa de Brighton se extiende por algunos kilómetros, aunque las casetas se concentran en unos 200 metros a lo largo de la línea de la costa.

La historia de éstas casetas es algo curiosa, porque cuando se construyeron hacia 1860, tenían como finalidad “proteger la moralidad y dignidad de los bañistas”. Éstas casetas (o bathing boxes en inglés) sobrevivieron tempestades e incluso el intento del gobierno local de sacarlas. Por suerte ésta iniciativa no prosperó y hoy se transformó en uno de los puntos más visitados de todo Melbourne!

También hay que aclarar que las casetas no son sólo algo decorativo o que se encuentra allí para que los turistas saquen fotos, sino que siguen siendo utilizadas por sus dueños, como un refugio del sol, un lugar para descansar o preparar algo rico para comer.

Cuando nosotros las visitamos, vimos que había varias ocupadas, que el interior de cada una está integrado por diferentes elementos, pero que en general hay sillas o sillones, estantes, lugares para guardar cosas, etc. La mayoría de ellas no tienen ni electricidad ni agua corriente.

Lamentablemente no se pueden alquilar para pasar el día, pero sí se pueden comprar: valen solamente 200.000 dólares!! Nosotros estuvimos buscando un poco por internet (por ejemplo en ésta página https://www.realestate.com.au/news/iconic-melbourne-beach-boxes-on-the-market-this-summer/) y suele haber algunas casetas en venta.

como ir a brighton beach

Cómo ir a Brighton Beach desde el centro de Melbourne.

Para ir hasta Brighton Beach lo mejor (si no tenés auto o bici y no querés caminar los 12 kilómetros) es tomarte el tren que sale desde Flinders Street Station. La línea se llama “Sandringham” y tiene servicios periódicos varias veces al día (nosotros, por ejemplo, fuimos en un feriado y los trenes salían cada 20 minutos).

El recorrido demora unos 25 minutos y al llegar a la estación Brighton Beach, hay que caminar más o menos 800 metros hasta llegar a las coloridas casetas. El costo del viaje es de 5 dólares australianos.

Si tenés alguna consulta nos la podés dejar en los comentarios, te leemos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.