Técnicas y secretos para viajar en compañías aéreas low cost.

Cómo sacar un pasaje low cost y ahorrar.

Las aerolíneas low cost son el sueño de todo viajero: nos abrieron un abanico infinito de oportunidades a un precio accesible para todos. Esto aplica tanto a las compañías que empezaron a emerger en estos últimos años en Argentina, como las que ya se encuentran consolidadas en otros lugares del mundo como USA, Europa o Asia.

Sin embargo, como el modelo de negocio de las compañías de bajo costo radica en que además del valor básico le agreguemos algún que otro servicio o producto adicional, te queremos contar qué cosas tener en cuenta al momento de decidirte por comprar este tipo de vuelos.

low cost vuelo

Cómo es el negocio de las low cost.

Para poder hablar sobre los trucos de éstas compañías tenemos que explicar rápidamente cómo funciona el sistema de las low cost.

  • Ofrecen un ticket muy barato, que suele tener un precio muchísimo menor que el de compañías tradicionales.
  • En la mayoría de los casos lo único que se obtiene a cambio es el viaje en sí –que no es poco- más la posibilidad de llevar un carry-on y un equipaje de mano. Algunas compañías cobran por el carry-on también.
  • Si se quieren productos o servicios adicionales (comida a bordo, despachar equipaje, elegir asiento, entretenimiento a bordo, seguro, trato prioritario, etc.) hay que pagar más.
  • Si optamos por adquirir algún adicional hay que hacerlo con la mayor anticipación posible. Incluso, lo aconsejable es realizarlo en el momento de la compra del ticket.
vuelos low cost

Qué tener en cuenta al momento de comprar un el pasaje aéreo.

Hay dos consejos que te podemos dar al momento de comprar un vuelo con una compañía low cost:

1.- Averiguá bien todo lo que incluye el ticket, desde dónde sale y dónde te va a dejar el avión y compará.

Un error que muchos hemos cometido es no hacer una comparación íntegra de los precios. ¿Qué queremos decir con esto? No te quedes con la tarifa que te muestra Skyscanner o el metabuscador que utilices para buscar precios, porque vas a hacer una evaluación parcial.

Lo mejor es que si ves un precio interesante con alguna low cost, entres a la página y simules un proceso de compra para ver cuál es la tarifa final. Leé y entendé bien las condiciones de lo que estás comprando y de lo que incluye y lo que no.

Fijate si el valor del ticket permite despachar equipaje, si tiene incluido el servicio de comida, si tiene entretenimiento a bordo, etc.

Evaluá el vuelo que estás comprando y qué vas a necesitar: no es lo mismo volar 1 o 2 horas que hacer un viaje de 8. Por ejemplo, nosotros cuando hemos volado en alguna low cost en Europa jamás nos preocupamos por el tema de la comida a bordo del avión: los viajes no suelen durar más de dos horas y, si bien nos encanta comer, algo podemos aguantar.

caminar por el avion

Sin embargo, cuando viajamos de Kuala Lumpur a Sydney (8 horas) sabíamos que íbamos tener hambre durante el vuelo y preferimos pagar –con anticipación- por un “rico” arroz con pollo.

Otro punto fundamental y que a veces se nos escapa del radar es el tema de los aeropuertos (de llegada y de salida): la gran mayoría de las low cost, sobre todo en Europa, no opera en los tradicionales, sino que lo hace en algunos algo alejados de las ciudades y del sistema de transporte público respectivo.

Ya sabemos que es una obviedad, pero, si viajas a París y en vez de dejarte en el aeropuerto internacional Charles De Gaulle vas a llegar a Beauvais en vez de gastar 10 euros en el metro, te vas a gastar –como mínimo- 17 euros en el colectivo que une el “aeropuerto low cost” con el metro más cercano.

Si empezás a sumar todas esas diferencias tal vez estás pagando más que con un ticket de una aerolínea “tradicional”.

como ahorrar plata con una low cost

    2.  Sé sincero con vos mismo.

Esto, creemos, es fundamental. Muchas veces nos mentimos a nosotros mismos y pensamos –al momento de comprar el ticket- que vamos a hacer el viaje con un pequeño equipaje de mano y cuando empezamos a elegir la ropa que queremos llevar nos damos cuenta que vamos a llevar una valija de 20 kg. Es clave evaluar el lugar al que vamos, la época (frío/calor) y la duración del viaje (igual la ropa se lava).

Lo mismo aplica a la comida: si sabés que vas a tener hambre en el vuelo –porque es muy largo, por ejemplo- no dejes de tenerlo en cuenta al momento de comprar el pasaje. Es más caro comprar arriba del avión que hacerlo anticipadamente on line.

Ser honesto con uno mismo, en estos casos, es importante porque permite comprar todo con anticipación lo que da como resultado un ticket más barato. No es lo mismo que te inclines por la opción de despachar una valija al momento de comprar el pasaje, que hacerlo una semana antes del vuelo o que hacerlo en el aeropuerto al momento de hacer el check in. Podés llegar a pagar más del doble!!

Las compañías low cost son increíbles porque permiten hacer viajes que antes sólo podríamos haber soñado, pero no te dejes engañar y hacé una comparación real entre precios para elegir cual es el que más te conviene.

Guía sobre las Working Holiday

Algunos datos de color adicionales a considerar:

  • En los vuelos podés llevar tu comida, no vas a tener ningún problema y podés ahorrarte el costo que te va a encarecer el ticket.
  • Dependiendo del aeropuerto del que salgas, vas a poder llevar tu botella de agua también. Desde Aeroparque, Ezeiza y el aeropuerto de Córdoba, no vas a tener restricciones para subir con una botella de agua grande. CHEQUEAR ESTA INFORMACIÓN.
  • Lo que compres en el Duty Free no cuenta como equipaje de mano ni como “peso” para ver si te pasaste o no de los valores que establezca la aerolínea.

¿Te quedó alguna duda? ¿Querés compartir alguna experiencia viajando en low cost?? Te leemos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.