Visitar Montmartre y la Basílica del Sagrado Corazón.

Montmartre es uno de los barrios más destacados de París, algo alejado de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Es una zona bohemia, con algunos aires vintage, que supo ser un pueblito de las afueras pero que quedó completamente integrado a la capital parisina con su arrasador crecimiento.

Pasó de ser un enclave rural con molinos, a una zona llena de cabarets (por lo que era, en general, bastante rechazada por la sociedad parisina de antaño) a uno de los barrios que más turistas atrae actualmente gracias a las múltiples atracciones y puntos interesantes.

Una de las cosas que más recomendamos hacer por este barrio, es un free tour que te va a permitir conocer mucho más sobre Montmartre y los puntos más sobresalientes que se pueden encontrar. Luego de este vistazo general, podremos investigar y conocer aún más los lugares que hayan despertado nuestra curiosidad e interés.

Si querés más información podés leer Qué hacer en Paris.

Montmartre qué ver.

Como ya dijimos, en el barrio hay muchas atracciones para que los turistas pasen un día entero (o tal vez dos o tres, dependiendo cuánto tiempo tengas para recorrer París) conociendo los rincones de la zona.

Moulin Rouge.

El Moulin Rouge forma parte de las visitas típicas que suelen hacerse cuando se visita Montmartre. Escribimos un artículo donde incluimos muchísima información sobre el cabaret más famoso del mundo, cuándo y cómo visitarlo, cómo sacar el ticket, cuánto cuesta y mucho más. Lo podés leer acá: Visitar el Moulin Rouge: tickets, información y más. 

Colina de Montmartre.

El nombre del barrio está dado precisamente por la colina, ya que Montmartre significa “Monte de los mártires”: se dice que en la colina fue asesinado el mártir Saint Denis. El hecho es que, en la cima de la colina, se encuentra uno de los emblemas de la ciudad, la Basílica del Sagrado Corazón.

Además, en la parte superior del monte hay un barrio repleto de cafés, restaurantes y artistas que realizan diversas obras, pero fundamentalmente, retratos de los visitantes a cambio de algunos euros.

visitar moulin rouge

Basílica del Sagrado Corazón (Sacré Coeur).

La Basílica del Sagrado Corazón es un punto de relevancia dentro de la ciudad. En primer lugar, ubicado sobre la colina a 183 MSNM y con 83 metros de altura es el segundo monumento más alto de París. Además, después de Notre Dame, probablemente sea el segundo edificio religioso más importante de la capital francesa.

Construida al finalizar la Primera Guerra Mundial, el Sagrado Corazón fue inaugurada en el año 1919. Lo curioso es que los fondos utilizados para levantarla, provienen de donaciones de pequeñas parroquias y personas particulares, cuyos nombres están grabados en las piedras con que se construyó la Basílica.

Se dice que el estilo de Sacré Coeur es neobizantino y el proyecto fue liderado por distintos arquitectos, aunque el más reconocido es Paul Abadie.

La estructura tiene un color blanco muy característico, que hace que se pueda ver y distinguirse con toda claridad desde diferentes puntos del centro de la ciudad. Esto se debe a que fue construida con piedra travertina, un material que va adquiriendo una tonalidad cada vez más blanca con el paso del tiempo.

No hay que pagar entrada para ingresar a la Basílica, sólo para aquellos que quieran subir a la cúpula (6 euros) o visitar la cripta (3 euros). Entrada combinada cúpula + cripta, 8 euros.

El Sagrado Corazón está abierto de 6 a 22 hs todos los días. La cúpula todos los días de 8.30 a 20 (mayo-septiembre) y 9 a 17 (octubre-abril). La cripta todos los días de 10 a 17 hs. (entre octubre y abril cierra martes y miércoles).

basílica del sagrado corazón

Funicular de Montmartre.

Si bien son hermosas las vistas de la ciudad que se obtienen desde las escaleras (de 200 escalones) que suben hasta la Basílica, una de las mejores formas de llegar hasta la cima de la colina es tomar el funicular de Montmartre.

El funicular funciona de 6.00 a 00.45 horas, todos los días y tiene un valor de 1,90 euros. Para tomarlo hay que ir a la Place Saint Pierre donde comienzan los jardines.

Iglesia de Saint-Pierre de Montmartre.

Visiblemente opacada por la presencia de la Basílica del Sagrado Corazón, la Iglesia de San Pedro es famosa porque, según cuentan algunos libros, acá se pronunciaron los votos de los siete fundadores de la Compañía de Jesús.

Sacando de lado este dato es un lugar por demás interesante ya que su construcción data del siglo XII tratándose, por tanto, de la iglesia más antigua de París.

barrio de montmartre

Museo de Montmartre.

Si todo esto no fue suficiente y querés conocer todavía más acerca del barrio, su historia y su evolución a lo largo del tiempo, podés visitar el Museo Montmartre ubicado en un edificio que supo ser antiguamente un Hotel.

El museo está rodeado de tres jardines (Los Jardines de Renoir), uno de los rincones más románticos de París. Desde ese mismo lugar se pueden admirar uno de los pocos viñedos que quedan en pie en el barrio: los viñedos Clos de Montmartre.

Es un museo muy poco visitado por los turistas, aunque es de los más pintorescos de París. Además, si vas en verano vas a poder tomar algo en su cafetería.

La entrada a este lugar cuesta 9,50 euros y está abierto de lunes a domingo de 10 a 18 horas.

Montmartre en París: mapa.

Te mostramos la ubicación de este barrio imperdible:

Esperemos que te haya servido la información que incluimos. Si te quedó alguna duda o si querés compartir tu experiencia, te leemos en los comentarios!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.