La comida en Londres.

La comida en Londres forma parte de una tradición, con particulares secretos y sabores, como sucede por ejemplo con la típica ceremonia del té. Es que comer en Londres es una actividad muy ligada a los horarios, como sucede prácticamente con todas las actividades diarias que realizan los ingleses.

En Inglaterra en general, y en Londres en particular, el sabor y la naturaleza de la comida están estrechamente vinculados al ritual de los horarios. Por ejemplo, el desayuno tradicional se toma muy temprano y consiste en un gran plato compuesto por diferentes alimentos como panceta (tocino) frita, huevos revueltos con jamón, tomates y champiñones, salchichas, tostadas fritas y frijoles. Como remate, suelen consumirse cereales y un tazón de café o té cargado.

Si querés más información podés leer Guía de LONDRES.

Esta primera comida tan fuerte está pensada para preparar al organismo para un día de larga y dura actividad laboral. A continuación llega el almuerzo, que se toma entre las 12 y las 12.30, y suele ser muy liviano. Un sándwich, un Shepherd’s Pie (un pastel hecho a base de carne picada, cebolla, verduras y cubierto de puré de papas), un Steak and Kidney Pie, pastel elaborado con carne de vaca y riñones, la tradicional papa asada rellena con tocino o menús rápidos, como el representativo pescado y papas fritas (fish & chips) dentro de un cucurucho de papel o al plato son las opciones posibles.

La merienda es toda una ceremonia, y una representación típica de la distinción inglesa, que los caracteriza en cualquier lugar del mundo. Siempre sobre las cinco de la tarde en punto, el té es una oportunidad para saborear además alguna confitura. Con los años, la taza de té se ha ido sustituyendo por café o chocolate, aunque existen salones donde se sirve el tradicional té acompañado de diferentes tortas.

zonas para hospedarse en londres

Por último, cenar en Londres también es una actividad que debe realizarse a su debido tiempo. Para hacerlo correctamente y disfrutar de un buen servicio, el turista debe elegir un restaurante a eso de las siete de la tarde. La cena londinense ofrece platos combinados en los que se incluyen gran diversidad de alimentos. El pasty, una suerte de empanada elaborada con carne, verduras y patatas, el roast beef y el pudin, considerado el plato nacional, son algunas de las opciones. Abundantes guarniciones, por ejemplo de brócoli, suelen llamar la atención del turista.

Evidentemente, comer en Londres es toda una experiencia, pero que requiere de sus tiempos y sus ceremonias. Por si las dudas, nunca pierda de vista el Big Ben

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.