Visitar la Estatua de la Libertad: todo lo que hay que saber!

Guía para visitar la Estatua de la Libertad.

Una de las visitas “imperdibles” cuando se viaja a la ciudad de Nueva York es ir hasta Liberty Island  para visitar la famosa Estatua de la Libertad, ícono de la ciudad y –probablemente- de todo Estados Unidos.

No hay solamente una manera de hacer este recorrido y es por eso que queremos darte en este artículo toda la información que recopilamos. Tené en cuenta, aunque es un poco obvio, que hay muchísima gente que tiene exactamente la misma intención que vos, por lo que algunas de las formas que acá te proponemos requieren que organices todo con algo de antelación. Vas a encontrar toda la información más abajo.

Si querés más información podés leer Qué ver en Nueva York.

Estatua de la Libertad: un poco de historia.

Antes de empezar con los datos prácticos te queremos contar un poco sobre la Estatua de la Libertad, porque el valor histórico que tiene es altísimo.

Fue un regalo del gobierno francés en el año 1886, cuando se conmemoró el centenario de la independencia de Estados Unidos y como símbolo de amistad entre ambas naciones. Fue diseñada por el escultor francés Frederic Auguste Bartholdi e inaugurada el 28 de octubre de ese mismo año. La Estatua de la Libertad representa la libertad y la emancipación y se ha convertido en un símbolo del país norteamericano.

La isla sobre la que se encuentra la estatua se encuentra bajo jurisdicción federal, aunque a lo largo de los años ha habido algo de controversia ya que, por su ubicación, la Estatua de la Libertad debería pertenecer al estado de Nueva Jersey.

El tema ha quedado zanjado y finalmente es el estado de Nueva York quien ostenta la jurisdicción territorial de la isla (y por lo tanto de la estatua) pero la disputa llegó hasta instancias judiciales.

visitar la estatua de la libertad

Cómo visitar la Estatua de la Libertad.

Zanjado el tema histórico, queremos pasar a contarles las diferentes formas que tienen para poder visitar la famosa estatua haciendo hincapié en las ventajas y desventajas de cada una de las opciones y alternativas.

Tomar el ferry que va a Staten Island.

Ésta es una de nuestras formas favoritas de visitar la Estatua de la Libertad, aunque reconocemos que, si bien presenta ventajas, tiene algunas desventajas. Como punto favorable principal tenemos que decir que este medio de transporte es completamente gratuito: no tenés que pagar un solo dólar para subir al ferry. También podemos destacar que se obtienen unas vistas bastante claras a la Estatua durante el recorrido aunque no podríamos decir que el ferry pasa cerca de ella.

El ferry funciona durante todo el día (las 24 hs.) por lo que también es una buena idea para ver la Estatua de la Libertad durante la noche, lo que no es posible con el resto de las alternativas disponibles.

Como puntos malos hay que decir que este no es un tour o recorrido especialmente preparado para ver el imperdible monumento, sino que es un medio de transporte que utilizan muchos locales para ir desde el distrito de Manhattan al de Staten Island. Es por eso que, si bien se pueden tener unas buenas vistas de la Estatua, el ferry no pasa por al lado de la misma ni mucho menos se detiene para que vos puedas sacarle algunas fotos.

Es una buena idea hacerlo así si: a) no te gusta mucho la idea de visitar la Estatua de la Libertad en una visita guiada y con verla desde lejos te conformás; b) vas a hacer la excursión (o ya la hiciste) pero tenés ganas de verla desde una perspectiva diferente y que no supone ninguna erogación de dinero adicional.

Para tomar el ferry en Manhattan tienen que ir hasta la estación de ferries que está justo enfrente de la estación de metro Whitehall St. en la parte baja de la isla (acá pueden ver la ubicación en Google Maps). Los barcos salen cada 30 minutos, aproximadamente, y para volver (si no van a quedarse en Staten Island) pueden volver en el mismo ferry aunque tienen que salir y volver a entrar (van a ver unos carteles indicando el recorrido que deben hacer).

como visitar la estatua de la libertad

Ferry a la Estatua de la Libertad.

La segunda opción para poder visitar la Estatua de la Libertad es a través de un ferry que te va a llevar directamente a la isla (Liberty Island) donde vas a poder desembarcar y recorrer todo lo que quieras durante un par de horas.

Eso sí, te adelantamos que ésta opción es la más popular de todas y una en las que más filas hay que hacer para poder embarcar: los tiempos de espera pueden ser de 2 o 3 horas!! Es por eso que si te inclinás por ésta opción tenés que ir con muchísima paciencia, sabiendo que el tour te va a llevar toda una mañana.

Los ferries salen desde Battery Park en el Lower Manhattan (ver ubicación acá) y la compañía se llama Statue Cruises. Honestamente desconocemos si hay otras empresas que hagan el recorrido (creemos que no), pero sí sabemos que apenas salís de la estación de metro en Battery Park te van a abordar varias personas intentando venderte un ticket en algún barco o crucero. Tené cuidado porque la mayoría de éstos no te dejan bajar en la Liberty Island sino que sólo te llevan hasta el frente de la misma.

como visitar la estatua de la libertad

Con la gente de Statue Cruise vas a ver que hay tres tipos de tickets.

Reserve ticket. Con este tipo de entrada se puede llegar hasta la isla, bajarse allí y visitar el museo. Es la opción más básica y económica de las que ofrece ésta empresa y cuesta USD 18,50.

Pedestal Reserve ticket. Ésta entrada incluye lo mismo que la Reserve aunque incluye también la posibilidad de acceder a un mirador que se encuentra a los pies de la Estatua de la Libertad y hay menos gente que en la parte de la isla ya que el acceso es limitado por día. También sale USD 18.50, aunque se agota antes que el Reserve ticket.

Crown Reserve ticket. Este tipo de entrada es el más caro de todos porque, junto con todo lo que tiene la opción anterior, éste ticket incluye la posibilidad de subir hasta la corona de la Estatua de la Libertad. Para llegar hasta la cima hay que subir 354 escalones y es necesario reservar con algunos meses de anticipación porque se agotan muy rápido. Para reservar tienen que hacerlo desde la página oficial (https://www.nps.gov/stli/index.htm). Cuesta USD 21,50.

Todas éstas opciones incluyen también la entrada a Ellis Island, la isla donde llegaban los inmigrantes que decidían iniciar una nueva vida en Estados Unidos. Ahí van a poder visitar el Museo de la Migración, un tour muy recomendable para entender un poco esa parte de la historia del país del norte.

subir a la corona de la estatua de la libertad

Tour guiado a la Estatua de la Libertad (y Ellis Island).

Finalmente hay otra opción que, aunque es algo más cara que las anteriores, hace que evites las 2 o 3 horas de fila en Battery Park. Básicamente, al contratar este tour te aseguras de partir en el ferry a la hora indicada, con un guía en español que va a narrarte parte de la historia y las curiosidades del lugar.

Una vez en la isla se puede ir hasta el pedestal (que sería el segundo tipo de ticket que les comentamos en la alternativa anterior con Statue Cruises) y luego se visita la Isla Ellis. Este tour tiene una duración aproximada de 4 horas.

Ferry por el frente del a Estatua de la Libertad.

Como ya te contamos antes, hay una opción de pasar por enfrente de la Estatua de la Libertad para verla de cerca aunque no vas a poder descender a la isla. Sería una opción intermedia entre el ferry de Statue Cruises (que te permite bajar en la isla) y el ferry de Staten Island (que pasa algo lejos de la Estatua).

Estos tour se pueden contratar también en Battery Park y los precios se pueden negociar, aunque rondan los 10 dólares por persona.

Éstas fueron nuestras recomendaciones para visitar la Estatua de la Libertad, si querés contar tu experiencia o hacer alguna pregunta, te leemos en los comentarios!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.