Dónde comer un bagel en Nueva York.

Redondo, crujiente por fuera y denso por dentro, con un agujero en el medio y elaborado con harina de trigo. Así es ese panecillo al que se le conoce como bagel y que tan popular se ha hecho en medio mundo, siendo tremendamente fácil vérselo comer a toda clase de personas en Nueva York.

¿Dónde surgen los bagels?

Se tiene constancia de la aparición de estos panecillos en Cracovia (Polonia) a comienzos del siglo XVII, cuando se les llamaba bajgiel. Según se había estipulado en el reglamento de la ciudad, a todas las parturientas se les darían bagels como regalo por traer un niño al mundo. Poco más tarde, este alimento pasó a ser uno de los pilares de la dieta de los polacos. Entre los judíos se popularizó en el siglo XIX, siendo éstos los responsables de que se trasladara a Norteamérica con las oleadas de inmigrantes procedentes de Europa que cruzaron el Atlántico en los siglos XIX y XX.

Si querés más información podés leer GUÍA DE NUEVA YORK.

En Nueva York, para suerte de todos aquellos a los que les guste comer (y para desgracia de los que intentan cuidar su línea), los establecimientos donde es posible encontrar bagels abundan. El estilo neoyorquino de elaboración del pan es, junto con el de Montreal, el más afamado del continente americano: a la masa se le añade malta y sal para luego ser cocida antes de meterla en el horno, consiguiendo así una textura mucho más esponjosa.

Existen cientos, miles, de variedades distintas de bagel. Los más sencillos apenas incluyen unos pocos condimentos para darles algo de sabor (orégano, ajo, sésamo, romero, semillas de amapola, tomillo), pero lo normal es encontrarlos rellenos. Y es aquí donde se abre un fantástico mundo de posibilidades diferentes para degustar este pequeño manjar: con salmón y crema de queso, con jamón y huevo, con cebolla y tomate, etc…

los mejores bagels de ny

Los mejores bagels de Nueva York.

La gran ventaja de los bagels es que no son caros y que son fáciles de encontrar. Esto último, si lo pensamos, quizás sea un inconveniente más que una ventaja, ya que al estar por todos lados  será prácticamente imposible poder dar por nuestra cuenta con los mejores sitios donde los hacen. Por ello, para evitaros una mala experiencia, os recomendamos algunos de los mejores sitios para comerlos: Ess-a-Bagel (359 First Avenue), Absolute Bagels (2788 Broadway), Bagel Buffet (406 Sexth Avenue), Bagel Hole (400 Seventh Avenue), Kossar’s Bialys (364 Grand Street) y Terrace Bagels (224 Prospect Park West).

Desde luego no es una comida para todos los días, pero sí que hay que, al menos una vez, probar esta especialidad neoyorquina que, sin duda, es más sana que las tan famosas hamburguesas y los hot-dogs.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.