10 Razones para visitar Tailandia

¿Alguna vez pensaste por qué Tailandia es un destino tan popular y visitado por millones de turistas de todas partes del mundo? Tal vez vos estés pensando en ir al país de las sonrisas y tengas algún temor o duda.

En este súper posteo, te vamos a dar 10 razones de peso para visitar Tailandia. Si estás indeciso, esperemos que este post te ayude a dar el paso que te falta.

1. Su patrimonio histórico y cultural.

Tailandia es muchas cosas y vas a encontrar muchísimas opinones al respecto. Lo que te podemos asegurar (y creemos que nadie se va a animar a discutir al respecto) es que es un país plagado de historia y que tiene una cultura tan diferente a la nuestra como fascinante.

Si nunca viajaste a Asia y Tailandia es tu primer país del continente, es bastante shockeante la diferencia apenas pisás el territorio.

Desde el aspecto físico (puede que sea una pavada, pero a nosotros verdaderamente nos pegó fuerte la primera vez que estuvimos porque ahí te sentís “sapo de otro pozo” desde el minuto cero), hasta el idioma, pasando por la religión, la cultura y la comida. Es absolutamente TODO distinto.

En cuanto a la referencia histórica, te podemos decir que Tailandia es un país con un pasado importantísimo y vas a encontrar ruinas de Reinos que precedieron al actual Estado y las vas a poder visitar. Hay muchas diseminadas a lo largo del país, pero las más conocidas son las de Sukhothai -para nosotros las mejores-, Ayutthaya y Lopburi.

2. Sus playas paradisíacas.

Desde Phuket y Krabi hasta Koh Lipe, desde el lado del Mar de Andamán, y desde Pattaya hasta Koh Samui y Koh Tao en el lado del Golfo de Tailandia.

Está lleno de playas e islas para visitar. Se puede descansar o ir de fiesta, se puede ir a lugares sin turismo o a otros donde vas a encontrar tanta gente como en la Bristol en un fin de semana de enero.

Hay para absolutamente todos los gustos, y eso es lo que más nos gusta de Tailandia: te da la posibilidad de elegir lo que quieras e incluso combinarlo, optando algunos días por descansar e irte de fiesta después.

 

3. Sus precios.

Tailandia es uno de los países más baratos del mundo para viajar. Si tenés un presupuesto low cost, no te va a costar comer por un dólar o dormir por 5 dólares. Tiene, en general, una buena red de transporte público y tranquilamente se puede prescindir de muchos atractivos pagos e igual disfrutar la ciudad.

Nosotros, por ejemplo hemos viajado con bajo presupuesto durante casi 40 días por el centro y el norte del país gastanto casi 8 dólares por día y por persona (todo el detalle del presupuesto lo podés ver acá).

Es cierto que las islas son un poquito más caras, no lo vamos a negar, pero vas a estar en verdaderos paraísos que en otros lugares saldrían carísimos!!

4. Es el paraíso de las compras.

Como ya dijimos, es un país muy muy barato y esto aplica básicamente a todo: desde el hospedaje y la comida hasta la ropa y los aparatos de electrónica.

Bien sabido es que en Argentina los precios de la ropa y la “tecnología” a veces duplica los de otros lugares como Estados Unidos o Europa. Lo bueno de Tailandia es que tiene precios muy competitivos para nosotros y también para los europeos.

Hemos visto muchos españoles comprando en Bangkok, sobre todo, diciéndonos que les resultaba más económico que su propio país. Aplica para computadores, celulares, drones y cámaras de foto, fundamentalmente.

5. La comida.

La comida asiática es riquísima, pero la tailandesa es -sencillamente- descomunal. Está bien que a nosotros nos gusta muchísimo comer, no lo vamos a negar. Pero la gastronomía en Tailandia es algo de otro nivel: la mezcla de sabores es diferente y eso hace que nuestros sentidos se enfoquen al máximo en la experiencia.

Khao Soi. Un manjar del norte de Tailandia.

No queremos escribir demasiado porque hay un post que hemos hecho y al que te invitamos a pasar si querés profundizar en las -para nosotros- mejores comidas de Tailandia, pero además del pad thai (que es riquísimo) no dejes de probar el Khao Soi ni la famosa Sukhothai Noodle Soup.

6. Los templos, los monjes y el budismo.

Parte del shock cultural reside en la religión: en Tailandia la mayoría son budistas y se nota. Hay templos por todos, todos lados. De hecho, nos animamos a decir que si vas a estar más de dos semanas recorriendo el país probablemente te canses un poquito de ver templos budistas. Igual, hay algunos que son increíbles y que valen mucho la pena.

Los monjes budistas con sus túnicas anaranjadas forman parte del paisaje urbano y es muy común verlos por la calle. Al principio no deja de ser llamativo verlos pero después te terminás acostumbrando.

Nosotros nos interesamos bastante por el budismo y la meditación e hicimos una especie de retiro en un templo cerca de Pai, que podés leer acá (súper recomendado y gratuito).

Que hacer en Chiang Mai

7. La movida nocturna.

En Tailandia podés hacer lo que querés, cuando quieras. Podés ir a descansar y relajarte, pero también podés ir de joda y salir todas las noches. Bangkok no descansa nunca y muchas de las islas tampoco, sobre todo Phi Phi y Koh Phangan durante la famosa Full Moon Party (si querés ver las fechas, click acá).

8. Sus paisajes.

Ya hablamos de las islas y las playas de ensueño. Ahora es el turno del Norte y sus paisajes, que merecen su propio punto porque sencillamente es hermoso. El Norte de Tailandia es montañoso y salvaje: seguramente hayas escuchado y leído acerca de Chiang Mai, Pai y Chiang Rai, las ciudades más conocidas de la zona septentrional del país.

Norte de Tailandia
Caminar valió la pena, porque después difsrutamos de atardeceres como éste-

Es más que recomendable visitar esa parte, para tener una idea más o menos aproximada del todo el país y no quedarse solo con las islas, por más lindas que sean.

9. Es a donde se suelen conseguir los vuelos más baratos.

Bangkok suele ser la puerta de entrada al Sudeste Asiático, porque es desde donde se consiguen las mejores ofertas de vuelo (desde Sudamérica y desde Europa). Además, está muy bien conectada con el resto de las ciudades de Asia, tanto por aire como por tierra.

10. Los masajes tailandeses.

Si ya estuviste en Tailandia, sabés de que te hablamos. Si no estuviste, te contamos para que tengas una idea: en tailandia un masaje arranca los 5 dólares la hora (barato, no?) en algunos lugares como Chiang Mai. Lo habitual es conseguirlo por 7/8 dólares -sobre todo en Bangkok- y que en las islas salga 10/15.

Lo mejor después de un día de calor y caminata terminarlo acostado, relajado, mientras nos masajean la espalda, la cabeza, el cuello o los pies!!

Si leíste todo contanos: te convencimos de viajar o seguís con dudas?? ¿Entendés por qué viajar a Tailandia? Tenés algún motivo para aportar a la lista, te leemos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.