Qué hacer y ver en Singapur: todo en un sólo lugar.

Singapur es una ciudad fascinante. Nos gustó tanto que la pondríamos al nivel de Londres o Nueva York, porque nos hizo acordar en algo a esas ciudades: desde su arquitectura con edificios infinitos, hasta la heterogeneidad de culturas y razas.

Pero, a la vez, también podemos decir que es un lugar tan increíble que no se parece en nada a ningún otro sitio en el que hayamos estado.

Es difícil explicar qué nos gustó tanto de la ciudad, tal vez sea que estuvimos el tiempo suficiente -un mes y medio- como para disfrutarla (casi) en su totalidad o que al estar tan alejados del centro pudimos vivirla casi como si fuéramos locales.

Pero la verdad de la milanesa (como diría un jefe bastante ridículo que tuvimos) es que Singapur te vive sorprendiendo: la mezcla cultural es una de las más diversas y a la vez homogéneas -integradas- que hemos visto, la ciudad tiene una mezcla flashera entre lo antiguo y ancestral con lo moderno y tecnológico. La comida (gracias a los inmigrantes malayos, chinos e indios) es simplemente brutal, todo es limpio y ordenado y funciona como tiene que funcionar.

Que ver en Singapur

Ese sería un poco el resumen que pudimos hacer de los casi 45 días que estuvimos viviendo en la ciudad, durante los que gastamos unos 350 dólares y no nos privamos de hacer nada que tuviéramos ganas.

Qué ver en Singapur.

Acá te vamos a contar todo lo que podés hacer en la ciudad, que es un montón. La mayoría de las atracciones son gratuitas porque están en la calle, pero las que son de pago son bastante saladas.

Ir a Marina Bay.

El paseo de Marina Bay es un imperdible de la ciudad y el por qué está muy claro: es una Bahía con muchos atractivos interesantes. Por un lado, está el famoso Hotel Marina Bay Sands -tal vez el edificio más icónico de todo Singapur-, ahí nomás está el Merlión y todo esto es frente a un bloque increíble de rascacielos, que le da un toque neoyorquino.

Justo abajo del Hotel Marina hay un shopping de lujo, en el cual podés navegar en góndola por una especie de canal artificial que hicieron (nos parece algo espantoso sinceramente, pero si lo querés, ahí lo tenés).

Que ver en Marina Bay

Ir a los Jardines junto a la Bahía (Gardens by the Bay).

De espaldas al Hotel (es decir, entre éste y el mar) tenemos los famosos Gardens by the Bay, un lugar INCREÍBLE. No cabe otra descripción que esa.

Es el típico lugar que seguramente viste en miles de fotos con unas flores gigantes que se prenden de noche. Son increíbles: te recomendamos que no te pierdas este lugar porque es único en el mundo y -aún cuando lo vimos mil veces en imágenes- estar ahí fue algo impresionante. Para mejor, la entrada a esa parte es absolutamente gratis y todas las noches alrededor de las 20 hs. vas a poder disfrutar de un espectáculo con música y juego de luces.

Conocer Gardens By the Bay

Sólo vas a tener que pagar si te querés subir a las pasarelas que se elevan por sobre el jardín, casi hasta el límite superior de las flores gigantes. Esa entrada te va a costar 8 dólares singapurenses.

Es un espacio verde gigante de varios km cuadrados que reúne varias particularidades:

Cloud Forest

Este lugar es como un invernadero (grande y lindo) en el que recrearon un bosque tropical con una cascada inmensa. Es una especie de montaña, con plantas autóctonas, a veces hay algo de niebla artificial y tiene varios niveles para recorrer.

La verdad es que impresiona y es una atracción muy interesante, aunque tiene dos contras: está lleno de gente y la entrada es cara (sale 28 SGD combinada con el Flower Dome -se compra un sólo ticket e incluye ambos atractivos).

Acá tienen la información de la página web oficial, por si quieren visitarla. 

Cloud Forest en Gardens by the Bay

Flower Dome

Este domo es parecido al anterior (en cuanto a grandeza y belleza arquitectónica), pero no sorprende tanto lo que hay dentro: hay flores, sí, pero nada que haga que valga la pena pagar la entrada. Como lamentablemente sólo se puede comprar junto con el ticket del Cloud Forest, date una vuelta para verlo con tus propios ojos. Después nos contás!

Ojo con esto: ¡Si querés salir y volver a entrar (tanto del Cloud Forest como del Flower Dome) tenés que pedir a la salida que te pongan un sellito en la mano o brazo! Si no, una vez que salgas no vas a poder reingresar!!

No te confundas este lugar con otro que tal vez hayas visto en alguna página web o en Instagram que se llama “Floral Fantasy”. Éste también queda en Gardens by the Bay pero en la otra punta.

Floral Fantasy

Este lugar es un poco más lindo que el Flower Dome, pero la entrada se paga aparte. Sale 12 SGD y es mucho más fotogénico para conocer. Si estás con un presupuesto ajustado tal vez quieras guardarte la plata para conocer otra cosa, pero si estás holgado puede ser algo interesante para hacer.

Si querés comprar entrada por adelantado a cualquiera de estos atractivos -lo cual te recomendamos en este caso, porque hay largas filas muchas veces-, click acá.

Flower Dome

Singapur Flyer.

Es como el London Eye, pero en Singapur. Desde ahí arriba se tienen unas súper vistas de la ciudad. Desde ya que nos parece mucho mejor ir de noche, ya que Singapur “luce más” en ese momento de la jornada.

Eso sí: te avisamos que es bastante salado el ticket porque cuesta unos 33 SGD (unos 25 dólares americanos). Está abierto de 8.30 a 22.30 y los tickets se pueden comprar de 8 a 22 hs.

Caminar por The Esplanade.

Este lugar te lo recomendamos para ir por la tardecita, apenas empieza a caer el sol. ¿Por qué? Porque está enfrente de Jardines de la Bahía y se tienen unas vistas muy lindas de las flores futuristas gigantes y de los dos domos (Cloud Forest y Flower Dome) que te mencionamos antes.

Lo más mágico de todo, es cuando empieza a anochecer y todo se empieza a iluminar. No solamente vas a poder disfrutar de esas cosas, sino de todos los rascacielos que vas a ver con un poco más de perspectiva que si estuvieras en Marina Bay. A nosotros nos gustó muchísimo estar acá (nos quedamos tomando mates un rato largo y sacando muchas fotos) y lo mejor es que no hay que pagar absolutamente nada.

Está justo al lado del Singapur Flyer.

Vista desde The Esplanade

Explorar Little India y Chinatown.

Little India.

Es el barrio más colorido y mochilero de Singapur. Es un imperdible recorrer sus calles y comer en alguno de sus patios de comida. A nosotros la comida india nos gusta muchísimo y por eso hemos aprovechado para almorzar varias veces cada vez que pasamos por ahí.

Hay algunos “íconos” de instagram en este barrio como por ejemplo la casa de Tan Teng Niah, una colorida edificación ideal para fotografiarla varias veces.

Un lugar que también visitamos un par de veces es el Mustafá Center (acá te dejamos la ubicación en Google Maps) que es una tienda india gigante que hace las veces de supermercado, almacén, tienda de productos electrónicos, casas de cambio, lugares de comida, etc.  Aunque no compres nada, es interesante recorrerla.

Que ver en Little India

Chinatown.

Otro de los barrios icónicos de Singapur. Se parece a otros Chinatowns del mundo, pero a la vez es único. Nosotros recorrimos el de Nueva York, Londres, Bangkok y Buenos Aires (por mencionar algunos) y es bastante parecido: hay típicos negocios chinos, lugares de comida china y muchos chinos caminando -aunque eso pasa en cualquier parte de Singapur ya que casi 3/4 partes de la población es de origen chino-, pero tiene algunas particularidades.

Como todo en este país, es limpio y organizado: nunca habíamos visto un Chinatown tan limpio como el de Singapur. Por otro lado, también tenemos que destacar lo grande que es el barrio. Mientras que en las otras ciudades que mencionamos el barrio puede tener entre 4 y 10 cuadras de extensión, el de Singapur diríamos que es más o menos el doble de grande, aunque es difícil determinar exactamente dónde empieza y dónde termina porque casi todo es chino.

Más allá de esto, creemos que es un lugar al que tenés que ir: hay muchos lugares para comer, hay tiendas con recuerdos, hay lugares donde comprar electrónica (drones, computadoras y celulares) y se pueden sacar muchas muchas fotos!

Chinatown en Singapur

Explorar la calle árabe y la mezquita del Sultán.

La calle árabe y las manzanas que la rodean es una zona fascinante. Además de la mezquita hay locales que te van a hacer sentir que estás en la mismísima Persia: locales de alfombras y lugares de comida siria y libanesa te transportan a otro lugar y a otra época.

Barrio Árabe en Singapur

La mezquita del Sultán es la gran vedette de la zona: imponente y fotogénica recibe turistas y religiosos por igual durante todo el día. La entrada es gratuita y hay que entrar cubierto (piernas y hombros, hombres y mujeres). Lo bueno es que no hace falta ir preparado: ellos te prestan lo que necesites en forma gratuita!

Mezquita del Sultan en Singapur

Caminar por Clark Quay

Hay un camino que bordea el Río Singapur (que es el que desemboca en la zona de Marina Bay) que se puede recorrer caminando. Armaron alrededor de éste un paseo muy lindo e interesante con muchísimos bares “occidentales” donde pasan partidos de fútbol y rugby -fundamentalmente- y donde se puede salir a tomar algo y aprovechar los happy hours que se ofrecen.

Tené en cuenta que Singapur es muy costoso para tomar alcohol y tal vez si aprovechas “la hora feliz” en vez de ser carísimo sea solamente caro.

Compres o no cerveza o gin tonic, igual te recomendamos caminar por este lugar de día y de noche, porque es un paseo muy lindo.

Clark Quay en Singapur

Ir al Aeropuerto.            

No, no te estamos diciendo que te tomes el palo. El aeropuerto de Singapur se llama Changi y hace 7 años consecutivos que viene siendo elegido el mejor del mundo. Además de ser grande, cómodo y moderno tiene algunos atractivos turísticos para visitar aún cuando no tengas que tomar ningún vuelo.

De hecho, en este último viaje que hicimos, llegamos muy tarde (a eso de la 1 de la mañana) y no teníamos tiempo para recorrer por lo que decidimos volver otro día para recorrerlo.

Es muy fácil llegar a Changi desde cualquier punto de la ciudad ya que está muy bien conectado por el subte.

El aeropuerto en general es muy vistoso y tiene un diseño increíble pero la auténtica joya es, justamente, The Jewell: una cascada gigante que hicieron cerca de la Terminal 2 a la cual podés visitar en forma completamente gratuita.

Que ver en Singapur

Sólo hay que pagar para acceder a las pasarelas que están en los niveles superiores. Es algo que vale la pena visitar ya que es muy sorprendente lo que hicieron adentro de un aeropuerto. Además, toda la zona que lo rodea es una especie de centro comercial con lugares para comer y distintos negocios de ropa de marca. Es, básicamente, un shopping adentro de un aeropuerto.

Acá te dejamos un video del aeropuerto para que entiendas de lo que estamos hablando.

Visitar los parques y espacios verdes.

Si todavía no te diste una idea de lo que es una ciudad como Singapur te contamos: es el tercer país más densamente poblado del mundo con 7.842 habitantes por kilómetro cuadrado. (tiene casi 6 millones de habitantes que viven en 720 kilómetros cuadrados).

Así y todo se las ingenian para ser una de las grandes urbes más verdes que hayamos conocido. Si fuiste a Nueva York y te llamó la atención el Central Park por ser un pulmón verde bastante grande en medio de una verdadera jungla de rascacielos, entonces Singapur te va a volar la cabeza.

No solamente hay espacios verdes diseminados por doquier sino que muchos edificios tienen terrazas, balcones y hasta paredes llenas de árboles y plantas! Es sencillamente increíble.

Son muchísimos los parques que hay para conocer, y nosotros te vamos a armar una lista de los que más nos gustaron.

Fort Canning Park.

Este parque está en el medio en la zona céntrica de Singapur, muy cerca de los rascacielos de la zona financiera. A nosotros nos gustó mucho: está construido sobre una colina, tiene muchos árboles y algunas zonas muy “instagrameadas” como la que te ponemos acá abajo.

Que ver en Singapur

Botanic Garden.

El Jardín Botánico de Singapur es bastante particular. Primero por sus dimensiones, porque tiene nada más y nada menos que 63,7 hectáreas de superficie!!

Segundo, por lo que hay adentro. Como todo en este país está tan bien pensado y planificado que es un placer visitarlo: hay un Jardín de Orquídeas, (más de 3.000 especies), hay un apartado para los bonsáis (casi 30 ejemplares de distintos tipos), hay dos lagos bastante grandes con peces, tortugas, patos, cisnes… hay un Rain Forest muy bien armado, etc…

Hay muchísimas cosas para visitar y también se pueden ver ardillas y lagartos pululando por los alrededores. Adentro hay un par de lugares para comer y tomar algo (aunque los precios son carísimos).

Acá te dejamos la ubicación.

Botanic Garden en Singapur

Chinese Gardens.

Este lugar está algo alejado del centro de la ciudad (ver ubicación acá) pero nosotros llegamos muy bien con el sistema de subte + skytrain.

Es un parque enorme que está en las afueras y que en su interior tiene un jardín chino y uno japonés. Nosotros cuando fuimos no pudimos entrar porque estuvo muchos días cerrado por reformas, pero igual de afuera pudimos apreciar su belleza y sacamos algunas fotos para dejar constancia de lo lindo del lugar.

Tal vez no es un plan para hacer si tenés 3 o 4 días para visitar la ciudad, pero si te quedás más tiempo o no es la primera vez que vas y ya viste “lo más importante”, es algo distinto para hacer.

Que ver en Singapur

Haw Par Villa

¿Cómo describir este lugar…? Mejor te contamos primero la historia, para que entiendas un poco como viene la mano.

Resulta que un chino llamado Aw Boon Haw (un millonario, filántropo, marketinero y fanático de la mitología asiática) invirtió en ese predio e hizo algo muy pero muy flashero. Hizo la galería de arte al aire libre más grande de Singapur, en donde representa el pensamiento de la mitología -fundamentalmente china- y enseña las creencias de ésta.

El resultado es algo muy muy loco, que no se explica con sólo ver las fotos. Te recomendamos que vayas y lo veas ya que la entrada es gratis!

Además, ahora hay un monumento en honor a él y su mujer.

Que ver en Haw Par Villa

Orchard Road

La zona de Orchard es el paraíso para los compradores high level. Ahí vas a encontrar todas las marcas de lujo que se te ocurran, concentradas en varios centros comerciales dispuestos a lo largo y ancho de la avenida.

Si, como nosotros, no sos fan de las compras (o lo sos pero tu presupuesto no te lo permite) igual te recomendamos ir a darte una vuelta por ahí y caminar las 10/15 cuadras que tiene de larga la parte donde están los malls.

Nosotros fuimos a la tardecita porque queríamos ir de día y de noche y la verdad es una actividad que recomendamos muchísimo!

Que ver y hacer en Singapur

Visitar Joo Chiat District & Katong.

Este barrio se hizo bastante famoso por Instagram ya que tiene algunas calles muy fotografiables (como esta que ves acá abajo).

Lo cierto es que más allá de esas dos o tres cuadras lindas, el barrio tiene una historia bastante peculiar porque se conformó por inmigrantes. De hecho, nos llamó bastante la atención al cantidad de restaurantes vietnamitas que había por la zona.

También hay varios hoteles, por lo que puede ser una zona alternativa para alojarse si buscás estar algo lejos de los lugares tradicionales. Está bastante lejos del centro y el turismo y es, más bien, una típica zona residencial local.

Joo Chian Katong

Ir a la isla de Sentosa.

Explorar y conocer Sentosa es como irse a otro lugar, no parece Asia. Si estuviste en Orlando, capaz te hace acordar a cuando estuvite por la zona de los parques de Disney o Universal. Y creenos, que no estamos exagerando: rodeada de agua, es un lugar fácil de visitar, ya que está bien conectado por el sistema de subte de Singapur.

Si bien el subte no te deja en la isla, te lleva hasta enfrente. Hay que bajarse en la estación Harbourfront (tanto de la línea amarilla como violeta) y una vez allí se puede cruzar caminando o en un skytrain gratuito. Nosotros fuimos a pie porque queríamos conocer un poco más la isla y llegamos perfectamente hasta la playa Palawan en unos 20 minutos.

En la isla se pueden hacer muchísimas cosas, pero es todo bastante caro:

Ir a la playa.

¿Cómo que no sabías que Singapur tiene playa? 

Se pueden hacer algunas cosas gratis como caminar y caminar. Hablando en serio: se puede ir a la playa y es una opción perfectamente válida. De hecho, si estás cansado de tanta “ciudad” y el calor y la humedad de Singapur te agobian, es una buena oportunidad para tomarte un pequeño descanso y refrescarte en el mar (que de fresco, no tiene nada).

Las playas si bien no tienen comparación con las de Tailandia o Malasia –por citar un par de ejemplos- no dejan de ser aceptables. Nosotros la pasamos bien y nos pareció algo “distinto” para hacer luego de muchísimos días de recorrer la ciudad.

Visitar el zoológico y hacer un safari nocturno.

Naturaleza en pleno centro de Singapur. Dicen que los animales en este zoológico están mejor que en cualquier otro del mundo ya que los animales no están en jaulas.

Nosotros no fuimos porque no comlugamos con este tipo de experiencias, pero si estás interesado podés averiguar más acá.

Ir al Mirador 1-Altitude.

Este mirador está ubicado en al zona de Marina Bay y ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad, la Bahía y el hotel Marina Bay Sands.

Es mucho mejor ir de noche que de día.

Que hacer en Singapur en 1 día.

Si no vas a estar mucho tiempo en Singapur (lo cual no te recomendamos, porque es un país increíble) te vas a perder un montón de cosas.

Suponiendo que tengas un día entero para recorrer, te sugerimos concentrarte en la zona de Marina Bay, porque creemos que es bastante representativa de lo que tiene Singapur para ofrecer al turista.

¿Qué vas a poder ver en un solo día?

Pueden empezar la recorrida en Clark Quay, donde hay varios lugares para comer o tomar algo. Siguiendo la ribera del Río Singapur hacia el lado de la costa van a pasar por varios edificios importantes y van a llegar hasta la zona de Marina Bay.

En la zona de Marina Bay tenés el Merlión y enfrente el hotel Marina Bay Sands para admirar no sólo desde afuera, sino intentar subir hasta la terraza (es gratis).

Ahí mismo tenés el centro comercial con el canal y las góndolas a lo Venecia y detrás está la zona de Gardens by the Bay con todos los atractivos que ya explicamos (Flores gigantes, Cloud Forest, etc.).

También pueden aprovechar para caminar por The Esplanade y subir al Singapur Flyer.

A la tardecita, pueden optar por ver el atardecer en los Jardines o en la Bahía.

Que hacer en Singapur en 2 días.

Si vas a estar dos días en Singapur el primer día es exactamente igual que si te quedaras una sola jornada (bastante intenso, no te lo vamos a negar) y el segundo día –que también vas a correr bastante- te recomendamos hacer: Chinatown, Little India, Arab Street y la Mezquita. 

Para tener un poco de verde pueden hacer un paseo por Fort Canning Park y terminan el día en Orchard Road, en la zona de centros comerciales que se ilumina de noche.

Van a ser dos días muy movidos, pero te aseguramos que vale la pena.

Qué hacer en Singapur en 3 días.

Si vas a estar 3 días en Singapur tenés dos opciones: dividir todo lo que dijimos antes en 3 días y hacerlo más tranquilo o agregar la isla de Sentosa y disfrutar de un día diferente. Recordá que ahí tenés diferentes actividades y atracciones como Universal Studios, el Mega Adventure Park y –lo que no es menos importante- una linda playa.

Acordate –si llegás o te vas en avión- que en el aeropuerto hay que visitar The Jewell!! La joya de Singapur.

Qué hacer en Singapur gratis.

La verdad es que hay muchísimas actividades para hacer que no requieren el pago de ninguna entrada. Singapur, como pocas ciudades en el mundo, tiene sus atractivos en la calle y no en un museo o parque de atracciones.
 
De hecho, la mayoría de las cosas que podés hacer en Singapur y que ya explicamos son completamente gratuitas y no vas a tener que pagar un sólo peso (o dólar, mejor dicho) para disfrutarlas.
 
Hay algunas atracciones típicamente turísticas que vas a tener que pagar si las queres hacer como el Singapur Flyer, el Cloud Forest o caminar por alguna de las rampas en altura de Gardens By the Bay. Ni que hablar si querés ir a algún lugar del estilo Universal Studios o algún sitio de esas características.
 
El resto es todo gratis: todos los parques son gratuitos, ingresar a Gardens By the Bay tampoco tiene costo, the Jewell en el Aeropuerto es gratis (sólo si querés ir al último nivel hay que pagar), Haw Par Villa es gratis, y una larga lista de etcéteras.
 
Inclusive podés desayunar, almorzar y cenar gratis en el Buddhist Lodge (si no lo leíste, pasá por nuestra Guía para organizar tu viaje por Singapur).
 
Puede que Singapur sea más caro que el resto de los países del Sudeste Asiático -no lo vamos a negar- pero hay muchas actividades que pueden hacerse gratis o a un costo muy bajo,

Qué hacer en Singapur con niños.

Singapur es de esos países a los que podés viajar con chicos, porque está muy bien armado y preparado para ellos. 

Tiene muchísimos centros comerciales con juegos y patios de comidas y además hay atracciones específicas armadas para ellos como:

Universal Studios.

Parque de la Aventura.

Visitar el acuario.

Visitar el zoológico y hacer un safari nocturno.

2 comentarios en “Qué hacer y ver en Singapur: todo en un sólo lugar.”

  1. Gracias y Felicitaciones. Hay mucho en Internet, pero este blog de Singapur, es INCREIBLE!!!! Completo y atienden todas las diversidades de viajeros. Gracias. !! Seran mi blog de cabecera!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.