Mejores comidas de Malasia

¿Vas a viajar a Malasia? No sabés lo que te espera. Y no estamos hablando ni de las Torres Petronas  ni de las playas, ni del calor. Estamos hablando de la comida: está, fácil, en el Top 3 de mejores países para comer (a nuestro criterio). Malasia, Perú, España… de ahí sale el ganador. Lo mejor de Malasia es que, encima, es muy barata.

Malasia es un país con una mezcla étnica y cultural única: malayos, chinos e indios conviven perfectamente y la influencia de sus gastronomías hicieron estragos (en el buen sentido) en nuestros corazones y estómagos.

¿Querés saber qué tipos de comida hay en Malasia? ¿Querés conocer cómo es la comida malaya? Seguí leyendo el post!!

Comida callejera en malasia

En este posteo queremos hacer especial hincapié en aquellos platos que son típicamente malayos y dejar afuera del ranking a la comida típicamente india o china.

Todos estos platos que describimos se pueden encontrar en cualquier mercado de casi cualquier ciudad de Malasia. Es sabido que la comida callejera de este país, se encuentra entre las mejores del Sudeste Asiático y del mundo.

Vamos al ranking:

Satay.

El satay es como una especie de pincho o brochete hecho a la parrila. Normalmente son de cordero, pollo o bife y se sirven acompañados por varias salsas. Son imperdibles y riquísimos.

Mejores comidas de malasia
Manjar malayo a la parrilla.

Laksa.

En Malasia no hay tanta sopa como en Tailandia, pero el Laksa de todos modos logra destacarse. Hay dos variedades de laksa: una es de fideos cocidos en un caldo de pescado y tamarindo y la otra el caldo es de leche de coco. Ésta última es un verdadero manjar!!

Laksa: sopa malaya
Laksa: una sopa exquisita.

Roti con Curry de pollo.

Si bien el Roti es originalmente de India, podemos decir que es un plato malayo porque lo hemos visto en lugares donde había comida típica de Malasia.

El roti es como una especie de masa, algo hojaldrada, que se amasa hasta dejarla bien finita y luego se va doblando. El resultado es algo parecido a un panqueque (por el tamaño y la forma) aunque un poco más grueso.

Para comerlo hay que “romper” el roti con los dedos y mojarlo en el curry con pollo. Es increíble.

Herencia india: el roti es muy muy rico.

Nasi Goreng Ayam.

El Nasi Goreng es un arroz salteado con verduritas y pedacitos de pollo. Hay muchas variedades y nuestra favorita es el Ayam: incluye un pedazo de pollo que –en los mejores lugares- viene cortado y acompañado por una salsa muy rica y pepino. Además suele venir con un caldo muy sabroso!

Éstas para nosotros son las mejores comidas de Malasia. Para disfrutarlas nosotros elegíamos acompañarlas con un ice lemon tea (té helado con limón o lima) o un ice kopi (café helado), aunque también se puede tomar el famoso teh Tarik: un té con leche que se sirve burbujeante como consecuencia de pasarlo de un vaso a otro hasta que tenga esa consistencia.

El Nasi Goreng es una comida simple, pero saborsa. Fue la que más comimos en Malasia!

Una de las cosas que más llama la atención es que la mayoría de los malayos (al igual que los indios) comen con la mano. Si vas a querer copiar ésta curiosa costumbre, tené en cuenta que ellos comen solamente con la derecha, porque la izquierda se reserva para la higiene del cuerpo.

Vas a ver que en la mayoría de los lugares de comida hay piletas para lavarse las manos, en pleno salón comedor. Todo una curiosidad.

¿Cuánto sale la comida en Malasia?

Obviamente dependerá muchísimo dónde comas. La comida callejera y los food courts son muy baratos, pero si ya quieres ir a un restaurante los precios empiezan -lógicamente- a subir. Es muy difícil que un plato de comida en Malasia te cueste más de 3 dólares, aunque lo normal es comer por 2 (esto equivale a 8 ringgits aproximadamente). 
 
El precio de una bebida es de 2 ringgits (0,5 centavos de dólar): aplica para té, café y latita de Coca. 
 

¿Te gustaría probar la comida malaya? ¿Si ya lo hiciste, cuál es tu plato favorito??

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.