Qué hacer en Vientiane

¿Estás planeando tu viaje por Laos? ¿Estás dudando si ir a su capital? Leéte este post, que te vamos a dar mucha información para que sepas qué hacer en Vientiane, aprovechando tu paso por la ciudad.

Opiniones sobre la ciudad imaginamos que vas a encontrar tantas como personas con las que hables o blogs de viajes leas.

A algunos les puede parecer aburrida o que no tiene nada interesante. Sin embargo a nosotros es un lugar que nos gustó (sin volvernos locos), sobre todo después de dos lugares tan turísticos como Luang Prabang y Vang Vieng.

De alguna manera, Vientiane fue para nosotros la verdadera cara (la primera que vimos) de Laos. Una ciudad auténtica y real, que vive a su propio ritmo y no al del turismo.

Si bien es la capital del país, no te esperes encontrar con una ciudad como Bangkok u otra gran capital asiática. Más bien todo lo contrario. Es una ciudad muy tranquila y sin vértigo, más o menos en sintonía con el resto del país.

Si no hubiéramos visto algunos edificios gubernamentales, embajadas y alguna que otra persona vestida de traje, hubiera pasado por una pequeña y tranquila ciudad de Asia.

Como te dijimos recién, a nosotros la ciudad nos gustó (nos quedamos 3 días) y es por eso que te vamos a dejar algunas actividades para hacer para que tengas como referencia si estás planeando tu visita a la ciudad.

1. Visitar los templos.

Es lo que ponemos en casi todos los posteos de ciudades asiáticas. Perdón por ser tan reiterativos, pero es una actividad que hacemos en todos los lugares que visitamos.

Si bien ya vimos un montón de templos y no entramos en todos (porque algunos son más de lo mismo) hay otros que destacan y merecen la visita.

Wat Sisaket.

Está en la zona del centro y es uno de los templos más antiguos de la ciudad (sino el más). Ingresar a él es gratuito pero para acceder al museo hay que pagar 10.000 kips por persona. Totalmente recomendable su visita, ya que es el más importante de la capital laosiana.

Ubicación en Google Maps, click acá.

Wat Ho Phra Kaeo.

Está muy cerca de Sisaket (unos 100 metros) y fue construido originalmente para guardar la estatua sagrada del Phra Kaew, que actualmente se encuentra en el Palacio Real de Bangkok. Tiene también un museo, un poco menos interesante que el del Wat Sisaket, por lo que si sólo tenés tiempo (o ganas) de visitar uno sólo te sugerimos decantarte por el anterior.

Ambos templos abren sus puertas de 8 a 12 y de 13 a 16 hs. y la entrada cuesta 5.000 kips.

Ubicación en Google Maps, click acá.

Pha That Luang.

Es el monumento más importante del país. Foto de casi cualquier agencia o blog de viajes, es un templo lindo para la vista. La entrada sale 10.000 kips.

Pha That Luang

A nosotros lo que más nos gustó es uno de los templos que está cerca del Pha That Luang. se llama Wat That Luang Tai y está a la derecha si mirás de frente a la estupa dorada, a unos 100 metros.

Acá te dejamos la foto para que tengas una idea de lo que estamos hablando, aunque no le hace justicia.

That Luang Tai

En persona es mucho más lindo. Ubicación en Google Maps, click acá.

2. Ir al Buda Park.

Este excéntrico parque queda en las afueras de la ciudad (a unos 20 km).

¿Cómo ir? Podés tomarte un tuk tuk (sale unos 100.000 kips ida y vuelta), alquilar moto o bici (sale 8.000 kips) o ir en transporte público. La línea que te lleva hasta allá es la 14, te la tomás en la terminal que está en el centro (a la vuelta del morning market) o lo podés enganchar en las paradas que están durante el recorrido.

El bus cuesta 8.000 por persona y por tramo, es el mismo que va al Puente de la Amistad, que une Laos con Tailandia. Si tenés pensado seguir tu viaje por ese país, esa es la forma de llegar hasta la frontera.

A nosotros nos gustó bastante el lugar. Las dos joyas son un buda gigante reclinado y una especie de santuario que en la fachada tiene una cara cuya boca hace las veces de entrada-

Dentro del mismo se puede subir hasta el techo (tiene 3 niveles) para disfrutar de una vista increíble o se puede ingresar al centro de la edificación, que tiene varias imágenes hechas con algo parecido al barro o adobe. Algunos niveles son bastante tétricos, pero sin dudas vale la pena una visita!

Ubicación en Google Maps, click acá.

3. Ir al “arco del triunfo” laosiano.

El Patuxay Victory Monument, se encuentra sobre la Avenida Lane Xang. Es un monumento que conmemora a los fallecidos durante la guerra de la independencia entre Laos y Francia.

Es uno de los símbolos de la ciudad y una visita no viene mal. Si vas dentro del horario en que está abierto (de 8 a 16.30 hs.) se puede acceder a la terraza por 5.000 kips.

Desde allí se disfrutan unas lindas vistas de los alrededores!! Es recomendable ver un atardecer en la plaza que se encuentra en los alrededores del Patuxay.

Ver ubicación en Google Maps, click acá.

4. Ir al Morning Market y al Night Market.

Como toda ciudad de Asia, Vientiane tiene algunos mercados por los que vale la pena pasear. El más pintoresco y al que más gente suele ir es al Night Market, que se encuentra pegado a la orilla del río Mekong.

Allí venden desde ropa, hasta “artesanías” (de artesanal no tienen nada) y comida. Nosotros estábamos alojados allí cerca (hay una calle backpacker a un par de cuadras de distancia) e íbamos todas las noches a darnos una vuelta y a cenar.

El Morning Market se encuentra más en el centro y es un auténtico mercado asiático, en donde los locales realizan sus compras. Recomendado también para entender la cultura y las costumbre del país.

5. Ir a ver el atardecer al Mekong.

Esta actividad la combinábamos siempre con la visita al Night Market, ya que están pegados. En el Sudeste Asiático, en general, se ven atardeceres muy muy lindos. Y Vientiane no fue la excepción.

Te dejamos una foto que da cuenta de esto (por si no nos creés), pero la experiencia de ir y sentarse cerca del río no es solamente “ver el atardecer”: es ver a todos los lasioanos que aprovechan la brisa del fin del día y van a hacer ejercicio, bailar un poco o simplemente pasear por alli solos o en familia.

Una buena manera de conocer un poco la cultura laosiana, fundamentalmente si venís de Vang Vieng o Luang Prabang, cuya esencia está muy tapada por el turismo.

Así atardece en Vientiane
Así atardece en Vientiane

6. Visitar el Museo COPE.

Laos sufre todavía las consecuencias de la guerra de Vietnam. Sí, como leés. En el conflicto bélico entre Vietnam y Estados Unidos, se lanzaron 260 millones de bombas sobre territorio laosiano. Esto lo hace acreedor de un triste record: el país más bombardeado del mundo (recibió más bombas que todas las arrojadas durante la Segunda Guerra Mundial, de no creer).

Diez de las dieciocho provincias del país se encuentran en riesgo por la artillería que no explotó y esto impica un grave problema para la población ya que no pueden acceder a parte de las tierras (tener en cuenta que Laos es un país en su gran inmensa mayoría rural).

Actualmente hay muchas ONGs trabajando en el país, intentando liberar algunas zonas para usufructo de la gente local.

Hicimos esta pequeña introducción para contarte que se puede visitar el Museo de la Organización COPE que tiene la misión de recuperar y ayudar a rehabilitar a las víctimas de estas municiones que explotan de tanto en tanto.

La entrada al museo es gratuita, y se aceptan donaciones para ayudar a que la Organización continúe con su labor humanitaria.

Si querés buscar el Museo en el mapa, hacé click acá.

¿Dónde alojarse en Vientiane?

Nosotros nos alojamos en Niny Backpacker Hostel. Lo recomendamos porque nos pareció una buena alternativa por precio (uno de los más baratos que encontramos) y por ubicación (excelente ubicación a dos cuadras del Night Market). Desayuno incluido en el precio (tostadas, huevos, fruta y café).

Y vos? Fuiste a Vientiane? Te gustaría agregar algún lugar más a los que sugerimos??

Si querés buscar otro alojamiento, te dejamos el enlace de Booking:

Booking.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.