Qué hacer en Luang Prabang

En este completísimo post, te vamos a contar qué podés hacer en Luang Prabang, la ciudad más visitada de Laos y una de las más polémicas del Sudeste Asiático.

¿Por qué decimos que es polémica? Porque despierta amores y odios casi por igual. Mientras que sus defensores la aman por su indiscutible belleza, por ser limpia y “diferente” al resto de las ciudades del Sudeste, sus detractores la acusan de ser una ciudad copada por el turismo y por estar demasiado maquillada, sin mostrar su cara real.

Sea como sea, y sin importar del lado que te pongas, es difícil que Luang Prabang te deje indiferente cuando la visites y es por eso que cuando nos preguntan si ir a tal lugar o no, nuestra respuesta es “andá y sacá tus propias conclusiones”.

En este sentido, como para que tengas una idea de a qué lugar se parece, nosotros comparamos Luang Prabang con Chiang Mai. ¿Son ciudades parecidas? No, en apariencia, aunque sí en el fondo.

Ambas despiertan amores y odios, ambas giran en torno al turismo modificando su verdadera esencia, ninguna refleja la verdadera identidad del país y de su gente (salvo que te alejes de los lugares más turísticos) y ambas tienen un entorno natural alrededor impresionante.

De todas formas, y por lo menos hasta ahora, lejos está Luang Prabang de tener la masividad y alfuencia de Chiang Mai.

Fue declarada patrimonio histórico de la humanidad en el año 1995. Si bien no es la capital de Laos (de hecho, es la tercera ciudad en importancia), es el principal centro turístico del país y el que más ingresos genera. Está rodeada por dos ríos: el Mekong (que viene desde Tailandia y sigue hasta Camboya) y el Nam Khan.

Suele ser la primera ciudad del país con la cual los turistas hacen contacto, ya que muchos hacen la ruta por el Norte de Tailandia y llegan en slow boat hasta allí. Nosotros hicimos ésta ruta que podés leer en ESTE POST, sobre el cruce de frontera y otros detalles.

Hecha esta breve introducción, les contamos qué pueden hacer en Luang Prabang.

1. Visitar los templos.

Sí, templos, templos y templos. Como casi todas las ciudades turísticas del Sudeste, en Luang Prabang te vas a cansar de ver templos. Están por todos lados y fundamentalmente en la zona donde se alojan la mayoría de los viajeros (en el centro, cerca del Night Market).

Si venís viendo templos desde Tailandia probablemente estés un poco aburrido de visitarlos. Si necesitás motivación te damos este dato: los templos laosianos nos gustaron un poco más que los de su país vecino porque la mayoría son muy muy coloridos.

Acá te dejamos los templos que nosotros creemos son los más interesantes para visitar en la ciudad:

Wat Xieng Thong.

Es considerado uno de los templos más lindos de Laos. Es el que supuestamente “no te podés perder”. El complejo data del siglo XVI y es por demás interesante.

Como casi todos los templos laosianos, son verdaderos complejos con diferentes salas, edificios, estupas y la sala de ordenación. Está ubicado en el extremo de la ciudad, donde confluyen el Mekong y el Nam Khan.

Te dejamos la ubicación de Google Maps, acá.

Haw Pha Bang.

Este templo está ubicado dentro del complejo del Museo del Palacio Real. Si bien no se puede ingresar a su interior, merece la pena verlo desde afuera.

LUANG PRABANG
Haw Pha Bang. El templo dentro del Museo del Palacio Real.

Esta ubicado en pleno centro (hacer click acá para ver la ubicación en Google Maps).

Wat Mai Suwannaphumaham.

Este templo es inconfundible por un simple motivo: tiene un techo de cinco aguas y es el más grande de Luang Prabang. Está ubicado también en el centro de la ciudad (ver ubicación acá).

Wat Mai Suwannaphumaham.

Wat Pa Phon Phao

También llamado Templo de la Paz, es definitivamente distinto, por su estupa dorada y su forma poco tradicional. Está bastante alejado del centro y se puede ver desde la cima del monte Phou Si.

Se puede ir caminando (son unos 3 kilómetros desde el centro) o bien en bici, moto o tuk tuk dependiendo del estado atlético y presupuesto del viajero!

Te dejamos la ubicación en Google Maps, acá.

2. Ver la procesión de los monjes por la mañana.

Es un clásico de la ciudad. La gente se agolpa a eso de las 5.30 de la mañana en las calles del centro y espera pacientemente (y no tanto) a que pasen los monjes budistas en su procesión diaria, llamada Tak Bak.

Es una costumbre que tiene una raíz evidentemente religiosa, en la que los creyentes ofrendan comidas para intentar liberarse del mal karma.

Por supuesto que ésta ceremonia, en un lugar tan turístico como Luang Prabang, se ha desvirtuado totalmente, llenándose de turistas que sólo van para sacar una foto de la ceremonia.

Nosotros preferimos no ir, ya que habíamos practicado la ofrenda de comida a los monjes en el centro de meditación cerca de Pai (si no leíste el post, click acá).

Si vas a ir sería bueno seguir ciertas reglas de buena educación, que algunos turistas suelen obviar, como por ejemplo: no sacar fotos con flash al lado de los monjes, esperar en tu lugar a que los monjes pasen y no abalanzarte sobre ellos, no hablar a los gritos durante el ritual, ser respetuoso en general.

Procesión de monjes en Luang Prabang.

3. Ir a las cascadas Tat Kuang Si.

A unos 30 km de la ciudad, en el medio de un paisaje natural increíble, se encuentran estas cascadas naturales. Constan de 4 niveles distintos a los cuales accedes a través de una caminata muy muy sencilla de unos 10 minutos aproximadamente.

En algunos lugares te podés meter al agua (está bastante fría, pero no más que en Mar del Plata en verano) y en otros no, porque es un poco peligroso.

Una vez que llegues al último nivel tenés la posibilidad de seguir subiendo por un sendero que te lleva a dos lugares: un restaurante en el cual hay una cueva y más agua (nosotros no fuimos) y una pileta natural en la cual te podés meter hamacándote con una liana.

Éste último tramo si es un poco más duro, sobre todo la bajada porque es bastante resbalosa. Nada del otro mundo, pero para que lo tengas en cuenta.

De yapa, en el mismo lugar funciona un centro de recuperación de osos. Sí, de osos! Cuando nosotros fuimos había varios ejemplares (por lo menos vimos 8) y el lugar realmente funciona como una forma de que estos animales sean devueltos a su ambiente natural cuando están en condiciones de vivir en el entorno salvaje.

El precio de la entrada (con la cual accedes a los dos lugares) es de 20.000 kips. En el lugar tenés opciones para comprar bebida y comida, aunque es un poquito más caro que en la ciudad. Si querés ahorrar llevate provisiones!

Tat Kuang Si
Cascadas Tat Kuang Si

¿Cómo ir hasta las cascadas Tat Kuang Si?

Hay varias maneras. La mejor es juntar un grupo y pedirle a un tuk tuk que te lleve. Debería cobrarles unos 30.000 kips por persona. Si estás solo o en pareja igual acercate para ver si te podés sumar a algún grupo armado, puede que el tuk tukero te junte con otros.

En nuestro caso intentamos esto último, pero el grupo que se había formado ya estaba en camino a las cascadas. Te recomendamos ir temprano (temprano en serio, antes de las 9) si querés probar esta opción.

El tour privado te va a costar unos 150.000 kips.

Como a nosotros esto se iba de presupuesto, estuvimos buscando opciones en internet. Leyendo otros blog, vimos que supuestamente había un colectivo que salía a las 12 del mediodía desde la estación Sur de autobuses.

Nos fuimos caminando hasta allá -está a unas 20 cuadras del centro- y cuando llegamos nos dijeron que desde ahí no salían buses y que podíamos tomar un tuk tuk a 50 dólares (todavía nos seguimos riendo del precio).

Como no estabámos dispuestos a rendirnos tan fácilmente, vimos que enfrente de la estación había un lugar con precios y… estaba la van que iba a Tat Kuang Si!!!

La van sale 40.000 kips por persona, ida y vuelta. Sale a las 12 del mediodía y vuelve a las 15/15.30 horas según las ganas del chofer (ya que él se queda ahí esperando). Si no pueden juntar un grupo de gente para ir en tuk tuk, creemos que es la alternativa más recomendable.

Otra opción es ir en bicicleta (acordate que son 30 kilómetros y que vos no sos Louis Armstrong) que sale entre 20 y 50.000 kips por día, dependiendo modelo y lugar.

También podés ir en moto, cuyo alquiler ronda los 80.000 kips (sí, casi lo mismo que ir en van, pero nosotros no teníamos ganas de manejar 30 kilómetros). Además le tenés que sumar el precio de la nafta.
El último consejo que te podemos dar es que preguntes en tu hotel si conocen a alguien que te lleve, en grupo. Escuchamos que en algunos hoteles ofrecían el servicio por un buen precio (unos 35.000 kips).

Para nosotros, es un lugar recomendadísimo y nos gustó MUCHO.

LUANG PRABANG
¿Se nota que nos gustaron las cascadas?

4. Ir a las cuevas de Pak Ou.

Estas cuevas fueron convertidas en santuarios hace sientos de años por los laosianos. En su interior hay miles de imágenes de Buda (dicen que son unas 4 mil, pero nosotros no las contamos).

Quedan a unos 25 kilómetros de Luang Prabang y si llegás a la ciudad en el barco que viene de Pakbeng, las vas a ver (de lejos, eso sí).

Para ir hasta las cuevas, vas a tener que ir en barco. Salen a las 8 de la mañana desde el embarcadero que está enfrente del templo Wat Xieng Thong.

El precio se negocia directamente con el dueño del barco, pero más o menos todos cobran lo mismo: 80.000 kips por persona o 300.000 kips por el barco entero. Si se juntan varios, tal vez ésta última sea la mejor opción.

5. Subir al Monte Phousi.

El Monte está en el centro de la ciudad, justo enfrente del Museo del Palacio Real. Si bien hay que pagar 10.000 kips para poder ingresar, desde nuestro punto de vista es sumamente recomendable.

¿Por qué? Creemos que en este lugar vas a encontrar todo lo que podés esperar de un templo. Tené en cuenta que podés subir por dos lugares distintos: por la calle que está enfrente al Museo o por la perpendicular (la que está más cerca del río Nam Khan). Te lo decimos porque si subís por una, bajá por la otra porque si no te vas a perder cosas.

En la visita a este lugar vas a conocer el Wat Chom Si, que es el templo ubicado en la cima del Monte y el más antiguo de Laos. Desde ahí vas a tener unas vistas increíbles de la ciudad.

También vas a ver varias imágenes de Buda, un Buda reclinado, una cueva con más imágenes de Buda, y más y más Budas….

Para nosotros, una visita que hay que aprovechar, sobre todo por las vistas que se tienen desde arriba.

Las vistas desde la cima.

6. Visitar el Mercado Nocturno.

Imperdible visitar este lugar en tu paso por Luang Prabang. Si estás de viaje hace bastante tiempo, hay algo que te va a alegrar tus días en esa ciudad: las baguettes. Una auténtica delicia!

Los batidos de fruta y el café helado (a un dólar aproximadamente) son otras recomendaciones que te podemos dar de todo corazón, de viajero a viajero.

Para cenar hay varias opciones, pero lo que te conviene es entrar en esa calle chiquita que vas a ver llena de puestitos, uno al lado del otro.

Ahí hay un buffete vegetariano donde te podés servir todo lo que te entre en tu plato, por 15.000 kips. También tenés otros platos típicos (fried rice, noodles soup, pad thai) por menos de 2 dólares.

7. Visitar el pueblo de Nam Khan.

Sabemos que Luang Prabang es un lugar muy turístico. Por eso, si te sentís un poco agobiado o querés ver algo más auténtico, podés cruzarte al pueblito de Nam Khan que está cruzando el río que tiene el mismo nombre.

¿Qué tiene de especial el pueblo? Para serte sincero, no mucho. Es un pueblo más, pero es auténtico. Si querés ver como viven los laosianos “de verdad”, te sugerimos cruzarte para conocer un poco su estilo de vida. Sobre todo si no vas a ver mucho más del país.

Para llegar vas a tener que cruzar alguno de los puentes que pasan sobre el río. Cuando nosotros fuimos había dos puentes de bamboo por los que vas a tener que pagar unos 10.000 kips para cruzar. Tenemos entendido que durante la temporada de lluvias los levantan, ya que el caudal del río podría arrastrarlos.

La alternativa mochilera, si tenés ganas de caminar un poquito, es el puente de madera y metal por el que van y vienen los autos. Está a unas 10 cuadras del centro.

8. Ver el atardecer a orillas del Mekong.

Otro imperdible de la ciudad y absolutamente gratis. Lo mejor de todo es que está a dos cuadras del Night Market, con lo cual si estás por la zona mochilera te queda cerquita.

Atardecer en el Mekong
Atardecer en el Mekong

9. Visitar el Museo del Palacio Real.

Supuestamente es la visita estrella de la ciudad, según algunos blogs de viajes. Desde nuestra opinión no está mal, pero no es algo que “hay que hacer” sí o sí.

Es una visita por el Palacio que supo ser la residencia del Rey de Laos, hasta que lo obligaron a abdicar, y dicen que su interior está intacto desde que fue abandonado por el Monarca. La entrada vale 30.000 kips.

Lamentablemente no se pueden sacar fotos en su interior, pero acá te dejamos una foto del jardín exterior.

LUANG PRABANG
Los Jardines del Gran Palacio.

Si querés saber la ubicación, hacé click acá para verlo en Google Maps.

¿Dónde alojarse en Luang Prabang?

Por ubicación, te aconsejamos hospedarte cerca del mercado nocturno. Es el centro de la ciudad y por ahí está repleto de agencias para hacer excursiones, lugares para comer y templos. También vas a estar cerca de la orilla del Mekong y del Nam Khan.

Nosotros nos alojamos en el Friendly Backpackers Hostel. Puntos a favor: buena ubicación (a tres cuadras del Mercado Nocturno), buen precio (3,50 dólares por persona) y buen desayuno incluido en el precio (sobre todo por lo que pagamos por la habitación).

Los puntos negativos: las habitaciones son compartidas (de 6 a 8 personas) y en algunos momentos se puede llegar a sentir bastante calor. Si bien hay habitaciones con aire, lo prenden de 18.30 a 7 hs y a la tarde puede llegar a ser todo un tema el calor.

Nosotros te damos nuestra opinión sobre el lugar en que estuvimos nosotros y si bien fue el que más nos convenció en relación caidad/precio, tené en cuenta que hay un montón de opciones ya que es un lugar hiper mega turístico. Si querés buscar más hoteles, te dejamos la ventanita de Booking.

Dejanos en los comentarios tus recomendaciones para Luang Prabang! Te gustó o no?

Si querés buscar alojamiento en Luang Prabang, te dejamos con Don Booking!

Booking.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.