Sevilla. Odisea al aeropuerto.

Odisea al Aeropuerto.

El día anterior a irnos de Madrid a Sevilla, averiguamos todo lo que teníamos que hacer para llegar al aeropuerto en horario. Teniamos que estar a las 7am, y el metro empezaba a funcionar a las 5.30. En Buenos Aires, el recorrido de punta a punta, toma alrededor de media hora. Estaba clarísimo que llegábamos perfecto. O eso creíamos, porque ésta es la historia de nuestra odisea para llegar al aeropuerto.

Nos levantamos tempranisimo, habíamos dejado todo listo la noche anterior. Salimos cargados con TODAS nuestras mochilas al metro, que por suerte quedaba cerca (todos los días consideramos en cambiar el nombre a con MOCHILAS por el mundo).

Eramos los primeros en la puerta del Metro, asique cuando llegó entramos y nos sentamos. Cosa que agradecimos, porque cada uno con dos mochilas que pesan mas o menos 17 kilos entre las dos, ir parados te la regalo. Apenas nos sentamos nos relajamos, estábamos en marcha, todo iba de diez, hasta que pasó lo que ni siquiera consideramos.

El tiempo entre estación y estación era ETERNO, parecía que directamente nos llevaban a Sevilla, pero en metro. Y no sólo eso, sino que cuando paraba en las estaciones para que suba o baje gente, quedaba parado por lo que a mí me parecían HORAS.

A medida que el tiempo pasaba y nosotros no llegábamos al aeropuerto estábamos cada vez más nerviosos y a la defensiva. Para colmo de males, teniamos que llegar y pagar las mochilas, porque por un error de logistica no lo habíamos hecho.
En ese momento de estrés, Joaco, que tiene los ligamentos de la rodilla bastante recien operados. Si, se los rompió jugando al futbol. Si, lo queremos matar, yo y todas mis personalidades. En fin, en ese momento, me pide que apenas lleguemos al aeropuerto sea yo la que corra como el viento, para poder llegar a hacer el ingreso y la facturación de nuestras cosas.

Faltaban 10 minutos para que se cumpliera la hora maxima a la que podíamos llegar, corríamos todo lo rápido que las mochilas y nuestros cuerpos no lo permitian. Llegamos! Ocupamos una de las maquinas para imprimir los tickets, y salta un cartel FACTURACION CERRADA.

Casi con lágrimas en los ojos y nuestras caras de incredulidad (eran las 07.03hs), fuimos a hablar con las chicas del mostrador. Nos pidieron que nos acercaramos al mostrador de ventas. Le explicamos la situación a OTRA chica, y empezo a ver en su computadora. Teniamos esperanza!

Despues de lo que pareción para siempre, levanta la cabeza de la pantalla, y nos dice: Efectivamente, perdieron el vuelo. Si quieren pueden comprar un ticket para un vuelo mas tarde. Ok, contanos que tenés? y nos suelta que tenía un vuelo dentro de dos horas, por la modica suma de 300 EUROS.

Desistimos de esa situación, fuimos a averiguar nuestras posibilidades, tren o bus, qué sería? Encontramos un bus a 24 euros, claramente nos abrazamos a ese precio y emprendimos nuestro viaje a Sevilla. El viaje nos tomo entre 10 y 12 horas. Pero llegamos a la maravillosa Sevilla, todo valió la pena con tal de conocerla!

Qué aprendimos? Nunca confien en su intuicion sobre los metros, en cada lugar demoran diferente. SIEMPRE pregunten cuánto demora el viaje. Y por sobre todas las cosas SALGAN CON TIEMPO. Los aviones son caros, y las aerolineas no tienen compasión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.